TRES AÑOS INOLVIDABLES

El Yugo UD Socuéllamos cierra el ciclo más brillante de su historia

Con la derrota ante el CD Toledo se certificaba el descenso matemático de categoría. La UD Socuéllamos termina así su época gloriosa en los más de 90 años del club.

Foto: Archivo Socuéllamos Digital
Foto: Archivo Socuéllamos Digital

Con la derrota ante el CD Toledo se certificaba el descenso matemático de categoría. La UD Socuéllamos termina así su época gloriosa en los más de 90 años del club.

Nadie podía imaginar hace unos años una trayectoria tan estelar del Socuéllamos en la categoría de bronce del fútbol. Tras su resurgimiento en Regional Preferente y Tercera, el equipo se plantaba en la temporada 2014-2015 en Segunda División B. La adaptación fue complicada, pero pronto el equipo entrenado por García Cosín le iba cogiendo el paso a la categoría. Tras una segunda parte del campeonato espectacular, el equipo llegó a las jornadas finales peleando por entrar en puestos de Copa del Rey. Y lo consiguió. Su temporada debut no podía ser más brillante al terminar en octava posición y clasificando a Copa del Rey. Ese primer año dejó victorias memorables ante equipos importantes como el Bilbao Athletic, Real Madrid Castilla o Atlético de Madrid B, entre otros. La explosión mediática del equipo llegaría en la siguiente temporada con un gol memorable, pero el primer intento fue en esta temporada, cuando Carlos García le detuvo un penalti a la SD Leioa en el último minuto de partido.

La segunda temporada del club en la categoría -2015/2016-, fue todavía más arriba en sus expectativas. El club apostó fuerte por un proyecto basado en jugadores veteranos y con oficio. La base del grupo era la del primer año -reforzado con jugadores de mucho talante como Diego Rivas o Javi Gómez- que se sumaban a los Jacinto, Carlos García, Antonio Calle, entre otros. El patrón de rendimiento fue muy parecido al de la temporada de debut. El equipo tardó en arrancar y la primera vuelta dejó muchas dudas en la afición. El equipo participó en Copa del Rey eliminando al Portugalete en la primera eliminatoria y  cayendo ante el Huracán en la segunda eliminatoria. Sin embargo, la segunda parte de la temporada evidenció una mejor preparación y los jugadores llegaron en su tope a la recta final de la temporada. El equipo fue inexpugnable fuera de casa y las pequeñas dudas que mostraba en el Paquito se disiparon con un 2016 apoteósico, donde no encajó gol en casa desde febrero hasta la última jornada vs. CF Fuenlabrada. El equipo tocó los puestos de play-off por primera vez tras vencer al CD Toledo y con una chilena de Javi Gómez que puso el nombre del club y de la localidad en todos los informativos del mundo.

El equipo cerró la temporada con un tercer puesto histórico, dando derecho a participar en los play-off de ascenso a Segunda División. Tocó en suerte el Sevilla Atlético. El Socuéllamos cayó tras empatar 1-1 en Nervión y perder 1-2 en el Paquito con el equipo que acabaría ascendiendo. Una eliminatoria que nunca sabremos qué pudo ser de ella en igualdad numérica.

Finalmente llegó la tercera y última temporada -2016/2017- del equipo en la categoría. Se hizo una apuesta fuerte por bajar la media de edad del grupo y la cosa empezó bastante bien. La suerte en Copa del Rey deparó una dura eliminatoria fuera de casa y la segunda participación consecutiva del equipo en este torneo quedó menos lúcida, aunque igual de meritoria. Desgraciadamente, el equipo entró en barrena y ni siquiera un cambio en el banquillo pudo enderezar un rumbo que llevó a Socuéllamos al panorama futbolístico nacional. Un nivel de profesionalidad altísimo que quedará en la historia del fútbol local y regional.

El club vuelve a la Tercera División sin nada que reprochar y con un sueño vivido. Un equipo que deja huella en la categoría, ya sea por su rendimiento deportivo o por el colorido de una afición que se dejó sentir masivamente por toda la geografía española. Un equipo, una directiva y una afición que serán inolvidables para muchos equipos y ciudades que han compartido pasión en el rectángulo de juego. El poso de este histórico paso por Segunda B se verá en el futuro, con la necesidad de utilizar el buen nombre del club para crear equipos competitivos que puedan pelear por volver al sitio que una vez se alcanzó.