DÍA DE CASTILLA-LA MANCHA

García-Page expresa al Gobierno central su lealtad para defender la unidad de España en el Día de la Región

El jefe del Ejecutivo autonómico ha reivindicado asimismo el proyecto común de la Unión Europea, institución que ha reportado gran “energía” y oportunidades tanto a Castilla-La Mancha como al conjunto del país.

El presidente del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, ha expresado al Gobierno central y a las instituciones democráticas del Estado su lealtad y la de todo el pueblo de Castilla-La Mancha para defender la igualdad y la unidad de España, porque “hoy más que nunca, defender la unidad es defender la igualdad de todos los españoles y todas las españolas”.

Así lo ha subrayado el presidente de Castilla-La Mancha durante su intervención en el acto institucional con motivo del Día de la Región, que se ha celebrado este miércoles en el Teatro Auditorio de Cuenca y al que han asistido más de 700 personas.

El presidente García-Page ha expresado su deseo de que “no haya más otoños calientes” y ha invitado a la sociedad a que, frente a quienes quieren “tensionar la soberanía, la unidad y la igualdad” de nuestro país, se muestre unida y que “el único otoño que tengamos sea el de estar juntos, el de presumir de estar juntos y el de querer seguir estándolo”.

 En este sentido, el presidente de Castilla-La Mancha ha trasladado “un sentimiento de cariño del pueblo de Castilla-La Mancha al resto de pueblos” de España y ha puesto en valor el Estado de las Autonomías, desde “donde podemos gestionar la educación, la sanidad o los servicios sociales” que han ido legitimando el ejercicio autonómico desde la llegada de la democracia.

“Nuestro sentimiento no es contra nadie”, ha recalcado el presidente regional, quien también ha recordado que nunca el Estado de las Autonomías nació con el ánimo de “evitar el resentimiento de nadie”.

En este sentido, el presidente del Ejecutivo autonómico ha reivindicado a Castilla-La Mancha como el mejor ejemplo del espíritu “de lo que se pretendía en 1978”, contra quienes fundamentan y justifican la estructura territorial española en victorias o derrotas a lo largo de la historia.

“Celebramos un nacimiento al amparo del sistema constitucional”, ha enfatizado García-Page, quien ha hecho un repaso a algunos de los beneficios que el Estado de las Autonomías ha reportado a la región, como es el caso de las infraestructuras de comunicación por carretera y ferrocarril o una mejor articulación de los sistemas de atención sanitaria y educativa.

Del mismo modo, también ha reflexionado sobre las consecuencias positivas que podría haber reportado para Castilla-La Mancha haberse constituido en comunidad autónoma con anterioridad, entre las que ha destacado “haber perdido el trasvase” Tajo-Segura.

A favor del proyecto europeo

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo autonómico ha reivindicado el proyecto común de la Unión Europea, institución que ha reportado gran “energía” y oportunidades tanto a Castilla-La Mancha como al conjunto del país desde que España accediera a la UE en 1986.

García-Page ha recordado cómo, desde la llegada de la democracia, “estar en Europa” fue siempre un gran objetivo para nuestro país que se fue consolidando a lo largo de la transición, período que el presidente regional ha valorado como un espacio de “suerte” y de “energía positiva, aunque algunos ahora no lo quieran reconocer”.

“Si hay un país que ha aprovechado las energías y proyectos de Europa, es España”, ha recalcado el presidente regional, quien ha aplaudido asimismo el hecho de que el nuestro sea “el único país en el que ninguna fuerza política” quiera que España quede fuera de la UE.